..........Una colección singular

2
COM
Una de las satisfacciones más grandes que me ha dado este blog ha sido conocer a personas que comparten mi pasión por el mundo de las bebidas carbónicas, algunas de las cuales se han convertido en amigos aunque nos separen miles de kilómetros de distancia.

Hasta ahora  siempre me he centrado en el mundo de los refrescos y su coleccionismo en España, pero esta vez voy a hacer una excepción, pues la colección de Enrique S. Pons, argentino radicado en Italia, lo merece. Como ya dije en una ocasión, toda colección debe tener un hilo conductor que otorgue coherencia a los objetos coleccionados, y en el caso de Enrique, sus botellas acaban recreando la historia de las bebidas carbónicas.

Con tiempo y paciencia, Enrique va localizando y acumulando piezas únicas que han constituido hitos en este particular recorrido. Entre ellas, hay muestras de extrañas patentes de cierre utilizadas a finales del s.XIX y comienzos del s.XX, destacando distintos ejemplos de variaciones del cierre Codd. También se encuentran en su colección botellas míticas utilizadas primitivamente por conocidas marcas, como algunas de las primeras botellas de Schweppes. Botellas de base redondeada y torpedos, sifones de maravillosos colores y algunos seltzógenos, completan esta colección en la que también hay cabida para otras botellas especiales que no están relacionadas exactamente con el mundo de las bebidas gaseosas, como antiguas garrafas de vidrio sopladas a mano o envases farmacéuticos.

A Enrique, que tiene otros muchos intereses en el mundo del coleccionismo, no solamente le gustan las botellas, sino también conocer la historia que hay detrás de ellas, por lo que su curiosidad permanente le ha convertido en un gran erudito sobre el tema. Con sus objetos además, realiza maravillosos bodegones que sabe fotografiar como nadie, como podéis comprobar en estas imágenes que espero que disfrutéis.