..........La Competidora de la Nieve

0
COM


Artículo escrito por Miguel Ángel Martínez Coello y publicado en El Faro de Vigo el 03/10/2014



Antes de meterme en “fariña”, es decir, ir al fondo de la cuestión , quisiera agradecer a los responsables de la Biblioteca de la Diputación de Ourense y de la Biblioteca pública de Ourense las facilidades al acceso de sus fondos y archivos así como la pasión que han puesto en el desarrollo de mi investigación. También quiero agradecer a los lectores el seguimiento de mis artículos que han despertado interés por la recuperación de envases y de nuestra historia además de la grata acogida en el Blog  Historia antigua de los sifones que magistralmente dirige Silvia Isábal, primerísima autoridad en la materia. 

Pues bien, resulta que buceando en El Eco de Orense del 27 de mayo del año 1883, es decir hace 131 años, encuentro un anuncio de un producto innovador explicado de ésta manera:
 


Del que se desprende que en la calle San Miguel de Orense existió en 1883 una fábrica de gaseosas y refrescos de naranja, fresa, zarzaparrilla, grosella, etc. además de agua de Seltz en sifones para la curación de digestiones difíciles y laboriosas y de toda clase de padecimientos del estómago. También hace referencia a la distribución de cervezas. La cosa tal y como se publicó no pasaría de ser un anuncio de la época,  sin embargo un par meses más adelante el ingenio del anunciante volvió a arremeter con un anuncio más agresivo y directo que no tiene desperdicio y que inserto a continuación:
 
 
El texto es el siguiente:


¡¡ NI UN PASO MÁS!! – Ciudadano que pones tus pies en las caldeadas baldosas de las calle, que respiras una caliginosa atmosfera, siempre amenazado de asfixia, que sientes un calor intenso y capaz de derretirte los tuétanos. Detente y óyeme: Yo soy tu Providencia, la sombra que te defiende de los abrasadores rayos del sol, el fresco con que tu sueñas, el frio que deseas, la única divinidad que puede proporcionarte frescura y placeres en este verano. No te pido más dinero que el estrictamente necesario para cubrir los gastos materiales, y solo porque el realismo de la vida práctica a ello me obliga. Si quieres refrescos, sígueme; me llamo…… LA COMPETIDORA DE LA NIEVE, nombre de invierno consolable en verano. Te ofrezco, confeccionados con gusto y esmero, HELADOS de leche, mantecado, limón y fresa a 50 céntimos de peseta la copa. CERVEZAS Y GASEOSAS a 40 céntimos de peseta el sifón grande y a 20 los sifones pequeños. Se sirven a domicilio y en el jardín del establecimiento, que estará convenientemente iluminado – San Miguel, 16. Bajo.
 
 
El Eco de Orense fundado en 1880, fue un periódico político dirigido por D. Valentín Lamas Carvajal, que estaba ubicado en la calle Alba 15 bajo,  y además era imprenta, auténtico referente cultural y social de la época. Por aquel entonces los anunciantes exponían las cualidades de sus productos procurando atraer la atención de público como si de algo único  y milagroso se tratase. Así competían La Abundancia, almacén de ultramarinos y fábrica de Jabón de Rosalino Jamardo de Vigo con el establecimiento de D. Ramón Quesada Gonzalez  que vendía Bacalao de Escocia, Higos de Fraga, Pasas de Málaga y Escabeches de varias clases entre otras delicias, las máquinas de coser Siedel & Naumann de Dresden  competía con las Singer fabricadas en Nueva York, el gran Almacen Musical e instrumental de Ramón M. Valencia en calle del Padre Feijoo y como no, los remedios contra las “enfermedades secretas” , Las cápsulas peuvianas del Dr. Borrell para curar las purgaciones y flujos blancos a 16 reales el frasco de 75 cápsulas y el vino de Zarzaparrilla del Dr. Borrel  el más eficaz remedio para bubones, verrugas, manchas de la piel, y caries de los huesos... En el apartado de Aguas, bebidas, y licores se anunciaban LAS Aguas Mineromedicinales de Marmolejo, indicadas para la cura de un sinfín de padecimientos, Las aguas minero-medicinales de Sta María de Castrelo de Miño,  contra las enfermedades respiratorias, enfermedades de la piel, aparato digestivo, órganos del movimiento, enfermedades del hígado y enfermedades de la mujer. Las aguas sulfurosas y Baños de Caldas de Partovia contra las dermatoses, neuralgias, hemiplegias y diferentes formas del reuma. La favorita , agua minero medicinal de Carabaña- El purgante más Barato- precio cuatro reales la botella de venta en la farmacia de Carlos Valencia, y en la farmacia de Antonio F. Reinoso en la plazuela de Isabel La Católica se hallan a la venta aguas minero-medicinales naturales de Carlsbad, Carabaña, Loeches, Marmolejo, Mondariz (dos fuentes), Verín y Vich. Tampoco podían faltar los Baños de la Toja- Aguas cloruradas sódicas ferruginosas 16-60º -Julio, Agosto y Septiembre- Fonda-Casino-Pilas de mármol-Excelentes playas….
Qué vida…



..........Fábricas de sifones y gaseosas en La Litera (Huesca)

6
COM
La Litera, en Huesca, es una comarca situada al sureste de la provincia. Comarca pequeña, en ella la fabricación de bebidas carbónicas fue realmente importante, contando con empresas que abastecieron lugares bastante alejados de ella.

Primeros tiempos
El primer fabricante del que se tienen noticias fue Manuel Alfaro en 1904. Aparece en los anuarios pero no en las matrículas industriales. Este señor, del que se pierde la pista en 1911, era además propietario de una pastelería, cafetería y representante de la Compañía de Explosivos.
A éste le sucedió Francisco Caballé, catalán que también se afincó en Binéfar donde ya en 1914 contaba con dos empleados: su sobrino Francisco Amorós y José Isábal. Era una empresa de carácter netamente comarcal que suministraba sus gaseosas "de pito" y sus sifones a los establecimientos del resto de la comarca mediante un carro de tracción animal. Era también depósito de cervezas y contó con la distribución de la cerveza Damm (que embotellaba, como era costumbre en la época) ya en la década de los 30. Más o menos por esas fechas, una disputa entre tío y sobrino motivó que este último se instalara por su cuenta, creando la fábrica "La Estrella", sin embargo Francisco Caballé, viéndose mayor y sin descendencia, convenció a sus dos operarios para que se unieran en una única empresa, naciendo así la sociedad Amorós-Isábal que se mantuvo hasta 1957.
También en esa década de los 30 un fabricante de lejía, Juan Sánchez, fabricó durante un breve tiempo gaseosas en Binéfar.

Detalle del relieve de la botella utilizada por Amorós-Isábal en los años 30 con tapón corona

Otros primeros fabricantes en La Litera fueron:

Joaquín Rufas en San Esteban de Litera, que también embotelló cervezas, alternando estas actividades con trabajos para una compañía de electricidad hasta que una descarga le privó de un brazo, circunstancia que no le impidió continuar con su actividad como fabricante de sifones y gaseosas, que repartía en su pueblo. A Joaquín Rufas le sucedió su hijo Luis, que también alternó esta actividad con la de fontanero y electricista en su pueblo.


Detalle de cabeza de sifón de Luis Rufas, de San Esteban de Litera

José Badía Ferro, en Camporrells, era propietario de una tienda de ultramarinos y de un café. El sr. Badía, que también era trompetista en una orquesta, elaboraba sus productos con agua que iba a buscar a la fuente con un carro lleno de tinajas.

Cabecera de factura de José Badía Ferro


Además, había varios cafés con licencia para la fabricación de gaeosas, como Antonio Artasona en Albelda, Joaquín Carrera y el Sindicato Agrícola en Alcampell, José Capdevila en Azanuy (luego esta licencia pasó a nombre de su sobrino, Antonio Rufas), y José Sanz en Tamarite, propietario del Bar Juanet.

La posguerra
En la posguerra se mantuvieron estas fábricas, aunque la de José Badía pasó a su yerno, José Ferrer, que inició la labor de reparto a otras poblaciones, como Estopiñán, Baldellou y el campamento de Canelles. Su actividad duró hasta 1970 por jubilación de José Ferrer.
 La sociedad Amorós-Isábal por otra parte amplió la oferta de refrescos con Trinaranjus y Orange Crush (que también embotellaban), y comenzó en 1944 la fabricación de hielo. En los últimos años de la sociedad adoptaron el nombre de La Binefarense.

Botellas de José Ferrer, Camporrells


Detalle de La Binefarense en la cabeza de sifón


Las fábricas que aparecieron en estos años fueron las siguientes:

En Altorricón, Constantino Latorre comenzó a fabricar sifones y gaseosas en 1941 con la maquinaria que su padre había adquirido para fabricar sifones en un bar del que era propietario. El sr. Latorre era también barbero, lo que le dio el sobrenombre de "El Barberet". Su marca fue Carbónicas Latorre y su ámbito era local.

En Tamarite, Felipe Lleida y su mujer, naturales de Alcampell, instalaron una fábrica de bebidas carbónicas que complementaba a su tienda de vinos. Estas actividades todavía fueron simultaneadas con otras, como la propiedad de un taxi. Embotellaron con la marca Carbónicas Felipe, siendo su ámbito de reparto Tamarite y Albelda.


Gasseosa pequeña y sifón de Carbónicas Felipe, Tamarite



En Binéfar se instalaron en 1948 los hermanos Bordes Segú, siendo fabricantes de lejía y de bebidas carbónicas que bautizaron con la marca La Catarata. Su primera ubicación fue en el "barrio seco" de Binéfar, y precisamente por problemas de suministro de agua,  pronto cambiaría a la calle Zaragoza.
Uno de los modelos de sifón serigrafiado utilizado por La Catarata


Continuaba habiendo bares en esta época que embotellaban sus sifones, como el bar de Benjamín, en Tamarite o el Bar Centenario, de Peralta de la Sal.

Los años de expansión
En Tamarite, la fábrica de Felipe Lleida fue adquirida por José Ibáñez Carrera y su mujer, y adoptaron la marca  La Litera, repartiendo sus productos por Tamarite y Albelda.


Sifón La Litera, Tamarite

En Altorricón la fábrica de Constantino Latorre fue adquirida por los hermanos Tena, Hortensio y Mariano. Éstos también adquirieron la maquinaria y distribución de un fabricante de Almacellas, por lo cual ampliaron la zona de reparto a poblaciones leridanas como Raimat, Almacellas, Sucs y Pla de la Font. Su marca fue Tena.
Sifón de los Hnos Tena, Altorricón
En Esplús apareció una nueva fábrica a nombre de Ramón Almunia Gabás. Su marca fue La Estela y repartían fundamentalmente en su pueblo y en las grandes fincas cercanas, como Monte Julia, Valonga, Las Pueblas, etc. Dispuso también de fábrica de hielo.


Gaseosa familiar y sifón de La Estela, Esplús

En Binéfar la sociedad Amorós-Isábal se disolvió en el año 1957:
Juan Amorós junto a su hijo Paco crearon la fábrica Amorós, que repartía, además de en La Litera (Tamarite, Azanuy, Binéfar), a comarcas como el Cinca Medio, Somontano, Bajo Cinca, Monegros y Hoya de Huesca, llegando a tener en el momento de mayor apogeo 13 empleados. Cuando se jubiló Paco Amorós, la empresa pasó a sus empleados, que todavía continuarían embotellando los sifones con la misma marca durante unos años.

Sifón de marca Amorós, Binéfar

José Isábal, con sus hijos Paco y José crearon la fábrica Isábal, aunque esta marca luego fue sustituida en las gaseosas por La Pitusa. También adquirieron la marca Angle, propiedad de un fabricante de Lérida y que gozó de una cierta popularidad en La Litera. Su ámbito de reparto fue toda la comarca, además de poblaciones como Binaced y Valcarca. Los dos hermanos se separaron en 1978, y José Isábal junto con su hijo, todavía crearía una nueva marca de gaseosas: Isa-Mar.

Gaseosa Isábal, Binéfar
Sifones Isábal, Binéfar


Los Hermanos Bordes continuaron con la fabricación de sus productos propios, a los que añadieron los de la casa Daurella. Su ámbito de reparto llegó a extenderse a toda la zona oriental de la provincia de Huesca, contando con depósitos de sus bebidas en varias localidades. Según el Diario de Huesca, la gaseosa La Catarata fue "la de mayor consumo en toda la provincia".Llegó a contar con una veintena de empleados y una flota de 10 camiones.

Gaseosa La Catarata, Binéfar

En la actualidad quedan las empresas de Isábal, La Catarata, Tena e Ibáñez, pero todas dedicadas al mundo de la distribución. La actividad de fabricación fue abandonándose paulatinamente.
Aparte de sus productos, todos fueron distribuidores de multitud de bebidas y marcas, siendo el Orange Iris el refresco más común en la comarca, ya que fue embotellado por Tena, Amorós-Isábal, José Ferrer, Felipe Lleida y José Ibáñez.
Dispusieron de fábrica de hielo las tres empresas de Binéfar, cuya fabricación conjunta era de 15.000 kgs al día, y la empresa de Esplús.


Gaseosa Isa-Mar, Binéfar


Este artículo es un resumen del publicado en la revista Littera 3, editada por el Centro de Estudios Literanos y escrito por Silvia Isábal Mallén. Disponible en:
http://www.cellit.es/wp-content/uploads/littera-digital/littera03/littera03-articulos/littera03-077-isabal.pdf
Fotos propiedad de la autora.

..........Fábricas de gaseosas y sifones en la provincia de Huesca (3)

0
COM
En la anterior entrada nos habíamos quedado en los años 30, década en la que estalló la Guerra tras la cual se sufrió una época de penuria. Las fábricas de carbónicas resistieron a duras penas y poco se invirtió en botellas ni equipamientos. A pesar de todo, algunas fábricas nuevas estaban instaladas en la década de los 40:
-En Altorricón, Constantino Latorre, que desempolvó la antigua maquinaria que su padre utilizó en su bar.

-En Binéfar se instalaron los hermanos Bordes Segú, que crearon la marca La Catarata, que con el tiempo llegó a ser la gaseosa más consumida en la provincia.

-En Tamarite, Felipe Lleida

-En Benabarre, Antonio Salazar

-En Barbastro, A.Ramón

-En Sariñena, Martín Blecua, con la marca Espumosos Blecua

-En Graus, la fábrica de Manuel Torregrosa, que estaba funcionando en los primeros años de la década de los 50.

Cabecera de factura de Manuel Torregrosa, de Graus




Sifones de A.Ramón (Barbastro) y Blecua (Sariñena). Colección particular

En 1958, ante el aumento imparable de fábricas y con vistas a regular el mercado, se creó el registro  sanitario de fabricantes, de tal forma que a todos los empresarios se les concedió un número que debía figurar obligatoriamente en los envases. Este registro, de gran ayuda para los coleccionistas, es sin embargo engañoso, pues a veces se sucedieron transmisiones del negocio que seguían manteniendo el mismo número. Así, podemos encontrar marcas distintas con el mismo número de registro. Tampoco nos da datos de las transmisiones de padres a hijos que tuvieron lugar.
Por otra parte, sirve de guía y nos asegura que "son todos los que están", en un tiempo en que desaparecieron los pequeños fabricantes que alternaban la producción de bebidas carbónicas con otras actividades, ya que la expansión imparable del consumo de estas bebidas y las reglamentaciones cada vez más estrictas exigían una total dedicación a la actividad.
Gracias al listado del registro, se puede hacer la siguiente relación de fábricas:

Hoya de Huesca:

-Nº 3037: Huesca. La Industrial Oscense, que pasó a manos de la familia Montón, de Tudela (Navarra). Embotellaron con las marcas Montón y Oro (solamente para gaseosas).

Botella pequeña de gaseosa Montón. Colección particular


-Nº 3039: Huesca. A nombre de Magín Ibarz, siendo los descendientes de la casa fundada en el s.XIX

-Nº 3014: Huesca. José Gracia Marcuello

-Nº 3028: Huesca. A nombre de Antonio Porta Martín, con la marca Porta-Tejero

-Nº 3020 :Ayerbe. Donato Yubero, que también fabricó en Gurrea de Gállego.


Sifones de Porta Tejero, Gaseosas Montón y Donato Yubero. Fuentes: colección particular y http://h2co3c.blogspot.com.es/2012/07/sifones-de-huesca_14.html




 Sobrarbe:

-Nº 3036: Boltaña. Celestino García Castillo

Monegros:

-Nº 3027: Sariñena. José Porta Martín, con la marca Espumosos Porta

-Nº 3033: Sariñena. Miguel Muguerza Ariste, con la marca Espumosos Muguerza.

-Nº 3038: Castejón de Monegros: Maximiliano Zueras



Sifones de Espumosos Porta y Miguel Muguerza. Fotos: www.todocoleccion.net y http://h2co3c.blogspot.com.es/2012/07/sifones-de-huesca_14.html
Cinca Medio: 
-Nº 3032: Alcolea de Cinca. José Gruas Mirasol, con su marca El Cinca

-Nº 3041: Monzón. Cipriano Montaner Cheser, con las marcas Montaner para sifón y El Castillo para gaseosas

-Nº 3046: Fonz. José Tolosana Serrat.

Sifón de José Gruas y José Tolosana, gaseosa de Pascual Montaner. Fotos: Fotos: www.todocoleccion.net y http://h2co3c.blogspot.com.es/2012/07/sifones-de-huesca_14.html


Somontano:

-Nº 3011: Barbastro. Antonio Sánchez, con su marca Carbónicas Sánchez.
-Nº 3021: Barbastro. Agustín Borrás Martí

-Nº 3032: Barbastro.Ascensión Agraz. Este número en la actualidad corresponde a Ernesto M. Agraz Viván, siendo el último fabricante en activo de sifones que queda en la provincia. La marca que mantiene es Espumosos Angelín.




Sifón Angelín y gaseosa pequeña Sánchez. Fotos: colección particular y www.todocoleccion.net







Bajo Cinca:

-Nº 3035: Belver de Cinca: José Soldevilla, marca Carbónicas Soldevilla

-Nº 3047: Fraga. Alabart

-Nº 3043: Fraga. Bebidas Refrescantes Riocinca

-Nº 3044: Fraga. Este número pertenece a dos marcas y propietarios distintos: Perdrix, de Perdrix Hnos. y Drix de María Borbón Jimeno.

-Nº 3048: Fraga. Carmen Surroca Agustín.

-Nº 3013: Zaidín. Blas Turmo Sanvisen




Sifones Perdrix, Soldevilla, Riocinca y Drix. Fotos: www.todocoleccion.net, colección particular y http://h2co3c.blogspot.com.es/2012/07/sifones-de-huesca_14.html



Sifón Alabart. Foto: www.todocoleccion.net

La Jacetania

-Nº 3031: Jaca. Domingo Marraco Soteras, con la marca Espumosos Marraco

-Nº 3026: Jaca. Félix Diego Diego, marca Productos Diego

-Nº 3030: Canfranc-Arañones. Julio Sánchez Beltrán



Sifón Productos Diego y Espumosos Marraco. Fotos: http://h2co3c.blogspot.com.es/2012/07/sifones-de-huesca_14.html
Alto Gállego
-Nº 3024. Sabiñánigo. Ana Mª Coli Campi

La Ribagorza
-Nª 3034: Benabarre. Fermín Manzana Llena
-Nº 3015: Seira. Jesús Guillén Laborda




Detalle del tapón metálico de Fermín Manzana, de Benabarre. Foto cedida por Juan Rovira.
La Litera
-Nº 3016: Altorricón. Este número está compartido por Constantino Latorre, con su marca Carbónicas Latorre y los Hermanos Tena, que la adquirieron posteriormente.
-Nº 3012. Binéfar. Fermín Bordes Segú, cuya marca fue La Catarata.
-Nº 3029: Camporrells. A nombre de Antonio Badía Ferro, la marca era José Ferrer, yerno del anterior y que se hizo cargo del negocio.
-Nº3017: Binéfar. Francisco Isábal Puyal, que embotelló la marca Isábal. Este número fue también usado posteriormente por su hermano para la realización de las gaseosas Isa-Mar.
-Nº 3019: Binéfar. Francisco Amorós Magaña, con su marca Amorós.
-Nº 3042: Esplús. Ramón Almunia Gabás, marca La Estela.
-Nº 3022: Tamarite. Este número comenzó a nombre de Felipe Lleida (Carbónicas Felipe) para ser utilizado después por José Ibáñez Carrera (La Litera), que adquirió la fábrica del primero.
Las fotografías de envases de La Litera serán incluidas en la próxima entrada dedicada íntegramente a las fábricas de esta comarca.
La mayoría de estas fábricas permanecieron hasta la década de los 70. De ellas, algunas han desaparecido y otras continúan realizando labores de distribución. Como se ha comentado, solamente una de ellas continúa embotellando bebidas carbónicas en Barbastro. Sin embargo, nos quedan sus botellas como legado de una actividad que tuvo lugar por toda la geografía oscense, y que estuvo siempre asociada a momentos placenteros.
Fuentes:
Silvia Isábal. Historia de las fábricas de bebidas carbónicas en La Litera. Littera 3. Centro de Estudios Literanos
Este artículo no podría haberse escrito sin la colaboración de Miguel Ángel Martínez Coello que me proporcionó la lista del registro sanitario, por lo cual cuenta con todo mi agradecimiento.






..........Fábricas de gaseosas y sifones en la provincia de Huesca (2)

0
COM
En 1913 el Café Universal de Galindo Hermanos en Huesca capital, se convirtió en fábrica de gaseosas y agua de seltz


En ese mismo año encontramos un anuncio curioso del Café La Unión que demuestra que el refresco alemán Sinalco, sin duda la marca más antigua de refrescos de Europa, nacida en 1902 y que se comercializaba en España ya en 1907, se conocía en Huesca. Por esos años aparecen también gran cantidad de anuncios de Sparklets y otros sifones auto-recargables.



De 1917 tenemos noticia de la siguiente distribución de fábricas:

Huesca: José Galindo, Pablo Ibarz, Juan Longás.
             
Barbastro: Manuel Cosculluela y Gregorio Micas

Adahuesca: Severo Rubiella

Graus: Vicente López

Boltaña: Luis Larrosa e Hijos de R. Lascorz

Fraga: José Moltó

Alcolea: Enrique Moré

Jaca: Domingo Bandrés y Vda. Domínguez

Fonz: Luis Sahún

Binéfar: Francisco Caballé

En 1924 llegaría a Huesca el tapón corona, mencionado en el anuncio de La Industrial Oscense, empresa creada por Teodoro Galindo y Lorenzo Avellanas en la que, además de fabricar agua de seltz y gaseosas, también se fabricaba lejía. Comenzaba en aquellos años el binomio fabricación de carbónicas y de lejía que resulta un poco incomprensible y solamente entendible por la búsqueda de una actividad para realizar en invierno, y que fue muy común en la provincia. Sobre 1930 un fabricante de lejías de Binéfar, Juan Sánchez, embotelló también gaseosas durante un corto período de tiempo.

 
A esta época debe corresponder también la fábrica de Francisco Marco en Castejón de Monegros, que no aparece en los anuarios pero de la que nos ha llegado una botella con estampado al ácido.


Foto: http://h2co3c.blogspot.com.es/2012/07/sifones-de-huesca_14.html

En 1931, poco antes de la Guerra Civil, la expansión de la industria de bebidas carbónicas estaba ya consolidada, y su número había crecido enormemente. El Anuario Regional Descriptivo, Informativo y Seleccionado de la Industria, Comerio, Agricultura, Profesiones, Arte y Turismo de Aragón, La Rioja y Navarra, nos da esta distribución:

La Hoya de Huesca:

-Huesca: Galindo y Avellanos, José Galindo Gracia, Pablo Ibarz, Vda. de Juan Longás, Leandro Losuer Lobreira, Pascual Tejero.
-Ayerbe: Mariano Panzano, Mariano Gallego

  Sobrarbe:

-Aínsa: Manuela Sánchez
-Bielsa: Antonio Escalona
-Boltaña: Román Pérez

 Los Monegros

-Castejón de Monegros: Antonio Ferrer Lavilla
-Sariñena: Martín Blecua, Vda. de Francisco Masueras, Higinio Porta

 Cinca Medio

-Alcolea: Enrique Moré
-Monzón: Pascual Montaner, Manuel Torres Palacio
-Fonz: Mariano Funcar, Luis Sahún

 Somontano

-Barbastro: Vda. Ramón Bosch, Gregorio Micas, Antonio Sánchez
-Estadilla: José Solano, Francisco Marco

 Bajo Cinca

-Fraga: Antonio Durán, Andrés Galicia, José Moltó, Benito Portolés
-Belver de Cinca: José Soldevilla

 La Jacetania

-Jaca: Francisco Marraco, Andrés Pueyo

 Alto Gállego

-Sabiñánigo: María Coles

 La Ribagorza

-Seira: Miguel Aventín Lacosta

 La Litera

-Albelda: Antonio Artasona
-Azanuy: José Capdevila
-Binéfar: Juan Amorós, Francisco Caballé (en los anuncios aparece José Isábal). Poco después se asociarían con el nombre Amorós-Isábal
-Camporrells: Antonio Badía  Ferro
-San Esteban de Litera: Joaquín Rufas Ariño

Junto a todas estas fábricas (algunas de las cuales en realidad eran establecimientos de hostelería), existían innumerables bares y cafeterías que también contaban con su propia maquinaria para el embotellado de sus sifones y refrescos.


Sifón de Pascual Tejero, de Huesca, empresa que estuvo en activo hasta los años 50. Foto: http://h2co3c.blogspot.com.es/2012/07/sifones-de-huesca_14.html



Anuncio de la fábrica de gaseosas Sánchez de Aínsa.El Anuario Regional Descriptivo, Informativo y Seleccionado de la Industria, Comerio, Agricultura, Profesiones, Arte y Turismo de Aragón, La Rioja y Navarra -1931


Diario de Huesca 2/9/1926
 


Programa de Fiestas de Binéfar 1929

Diario de Huesca

 
 
 
 
 
Fuentes:

El Anuario Regional Descriptivo, Informativo y Seleccionado de la Industria, Comerio, Agricultura, Profesiones, Arte y Turismo de Aragón, La Rioja y Navarra -1931
Anaurio Gallach 1917 (Cortesía de Miguel A. Martínez Coello)
Hemeroteca Diario del Altoaragón
www.binefar.es
http://h2co3c.blogspot.com.es/2012/07/sifones-de-huesca_14.html




..........Fábricas de gaseosas y sifones en la provincia de Huesca (1)

0
COM
Escribir un artículo como éste es arriesgarse a cometer innumerables errores. Por experiencia sé que pretender hacer un repaso de las fábricas de una zona determinada y más durante un período largo de tiempo, y además hacerlo bien, es imposible. Las posibles fuentes de búsqueda: anuarios o hemerotecas, son muy imperfectas y dan noticias sobre todo de las fábricas de la capital. Además en un tipo de negocio como éste, a veces pasa que no están todas las que son, y no son todas las que están.
Como ya se ha comentado en anteriores entradas, la fabricación de bebidas carbónicas comenzó casi siempre como complemento a otra actividad. Así, muchos bares, pastelerías y farmacias contaban con maquinaria para la fabricación de aguas gaseosas pero no constaban como tal, y también hay algún empresario que contaba con licencia pero se limitaba únicamente a llenar las botellas para su bar sin hacer venta al público en general. En cualquier caso, lo voy a intentar y animo a todos los lectores que puedan ampliar esta información, a que me lo comuniquen bien mediante un comentario o bien mediante correo.

En la provincia de Huesca, provincia agrícola e interior, la fabricación de gaseosas y sifones comenzó bastante pronto. Las primeras noticias que tenemos de esta actividad (que posiblemente comenzara antes) son de 1877 y corresponden a Barbastro, con la fábrica de Bragulad y Cía, y a Huesca, con la fábrica de Valerio Ferrer. De la fábrica de Bragulad y Cía, aparte del anuncio en el Diario de Huesca, no tenemos ningún dato más, en cambio el establecimiento de Valerio Ferrer ha dejado muchas más pistas en las hemerotecas. Sabemos que en principio era una horchatería y su marca era "La Provinciana de Huesca", y que después también vendía esteras de un fabricante valenciano llamado Cayetano Candelas, con el que se asoció en un breve espacio de tiempo hacia 1889, para después seguir figurando en solitario y a su muerte, pasar a ser Vda. e hijos de Valero Ferrer.

Diario de Huesca


Diario de Huesca


En 1884 el afamado confitero Pascual Potoc (que ya expendía gaseosas antes de esa fecha)  se asoció con Hilario Larosa para fabricar gaseosas, naciendo así "La Oscense", y un año más tarde, Magín Ibarz también comenzó la fabricación de sifones y gaseosas  junto a la venta de esteras y persianas, utilizando las entonces novedosas botellas Codd, llamadas popularmente "gaseosas de pito".
No es casualidad que dos empresas se dedicaran a la fabricación de esteras y gaseosas. En realidad eran dos tipos de actividades estacionales, así que en invierno confeccionaban esteras y en verano persianas, gaseosas y refrescos.



Diario de Huesca

Por otra parte el periódico de Jaca, El Pirineo Aragonés, nos habla, en 1885, de la fábrica de Fermín Díaz y Gómez.



En el anuario Bailly-Baillière de 1894 encontramos además una fábrica en la localidad de Sena, a nombre de Francisco Miralvés, que no permaneció mucho tiempo.

Parece extraño que no aparezcan más fábricas en la provincia durante aqueños años teniendo en cuenta la publicidad que casas como la francesa Hermann-Lachapelle y la inglesa Sturgess y Foley hacían en el Diario de Huesca.

 Para 1904, la cantidad de poblaciones con fábricas de gaseosas se va ampliando, aunque lentamente, apareciendo:

-En Alcolea, la de Abenoza y Moré

-En Binéfar, la de Manuel Alfaro, propietario además de una cafetería y pastelería, y que también aparece en los epígrafes de mercería, cerrajería y representante de la Compañía de Explosivos.

-En Fraga aparece citado en el mencionado anuario la fábrica de Castelló y Cía.


-En Jaca, Juan Domínguez y los hijos de Anselmo Nivela, ya instalados en 1901





Fuente: El Pirineo Aragonés, 26/05/1901


Mientras tanto en la capital y durante ese año, 1904, inició su andadura la casa de Fuyola, de la que poseemos una foto correspondiente al año 1908 gracias a la impagable hemeroteca del Diario de Huesca.



La fábrica de Valero Ferrer pasaría  en 1909 a manos de Juan Longás, cuyo hermoso modelo de sifón con estampado al ácido y pico en forma de flor se muestra en este anuncio del Diario de Huesca de 1916:


Así pues, en 1911 había tres fabricantes en Huesca: Pablo Ibarz (descendiente de Magín Ibarz), Longás y Fuyola. Los tres solían ponerse de acuerdo para fijar los precios de sus productos.
La fábrica de Pablo Ibarz era además, un sitio de recreo con abundante arbolado donde se organizaban bailes en verano.

Cabecera de correspondencia comercial de Pablo Ibarz de 1910. Colección particular.


En el resto de la provincia, según el Anuario Bailly-Baillière de ese mismo año, la distribución de fábricas, cuyo número iba aumenando paulatinamente, quedaba así:

Barbastro: Vda. de Castellví
                  Andrés Guillén
                  Vda. de Sabarrós. Hay que señalar que las tres aparecen también como fábricas de cerveza

Benabarre: Pedro Larrégola

Fraga: Daniel Borrás
           José Molló

Alcolea de Cinca: Enrique Moré

Jaca: Vda.  de Juan Domínguez
         Hijos de Nivela

Binéfar: Manuel Alfaro




Sifón Guillén, de Barbastro. Colección particular



Fuentes: Anuarios Bailly -Baillière. Hemeroteca Biblioteca Nacional de España
              Hemeroteca Diario del Altoaragón
              Hemeroteca El Pirineo Aragonés